Tips para escribir historias que conecten

Escribir historias que conecten es el reto al que muchos creadores de contenido, escritores y hasta conferencias se enfrentan, y esto se debe a que es a través de historias como mejor podemos conectar con las personas y dejarle el mensaje que queremos comunicar.

Aquí te compartimos algunos tips que el director y guionista, Héctor Orbegoso, nos dio como parte de su intervención en el episodio 56, en donde fuimos con él De un punto al otro conversando sobre Cómo contar historias.

Ser observador. Es importante estar atento a nuestra vida diaria, ya que cualquier cosa puede servir de inspiración para una historia que funcione. Desde una conversación, hasta una persona que veamos en la calle, en el metro o en el ascensor, hay que estar preparados para capturar una buena idea en la calle cuando nos llegue de sorpresa.

Darle forma. Una vez que tengas esa idea, personaje o situación que llegó a ti, el siguiente paso es darle forma para que vaya convirtiéndose en una historia. Necesitas que el personaje principal tenga un objetivo, un obstáculo que le impida lograrlo y una motivación, una vez logres eso, ya lo demás viene (casi) solo.

Crea un mapa. Necesitas un sistema, un «mapa» que te sirve de guía para lo que vas a escribir, mi recomendación, los «beats» de Save The Cat de Blake Snyder, una serie de pasos que te explican qué debe suceder en tu película a medida vas a avanzando. Con la historia que ya tienes, revisas los «beats» y vas llenando según lo que te va pidiendo.

¿Cómo comenzar? Como espectadores lo sabemos, pero como escritores no. Como espectadores, vemos series y pelis esperando que el comienzo nos invite a seguir viendo, que nos «atrape», eso tienes que hacer para arrancar tu guion, encontrar la manera de mostrar: 1- De qué va esta historia. 2- Quién es mi personaje y por qué necesito quedarme con él hasta el final. 3- El tono de la película, ¿Es una comedia indie? ¿Es un drama? ¿Es de acción?

«Don’t panic!» Si te estancas y te llega el temido «Writers Block», huye. Literalmente. Da una vuelta, toma una ducha, ve una peli, desconéctate por completo de la historia y pon a remojar el cerebro un rato, es probable que en ese break te llegue la manera de avanzar y si no, prueba escuchar música que te meta en la «onda» de la historia, cierra los ojos e imagínate la película ¿Qué quisieras ver? ¿Qué quisieras que pasara? ¿Qué tendría que pasar?

Concéntrate. Cuando soñamos todos escribimos y dirigimos nuestras mini películas, y además, hemos visto millones de pelis y series en nuestras vidas, así que si haces el ejercicio de concentrate en lo que viene a continuación en tu historia, seguro algo llegará.

Leer la obra de otros. Es casi un cliché decirlo, pero tienes que leer guiones de las películas que te gustan, así entenderás cómo el autor expresó lo que tenía en su mente y lo convirtió en una película y además, te vas familiarizando con los detalles técnicos y estándares internacionales.

Photo by Christin Hume on Unsplash

Mavi Gangi

Estratega digital y podcaster. Soy directora de contenidos en Gangi Studio, agencia de marketing digital para emprendedores. Colaboro como corresponsal de Culturizando en Miami con entrevistas, reseñas de películas y series en mi sección 'Qué Ver' y como Content Manager en @CapsulaCinefila y @CulturizandoMia. Amo el cine y las buenas series. Me apasiona mi familia, la sostenibilidad, el trabajo colaborativo y la educación creativa.

TWITTER  |  INSTAGRAM  |  LINKED IN

Artículos recomendados