Cómo superar el ‘Burnout’ o síndrome del desgaste profesional

como superar el burnout

El burnout o síndrome de desgaste profesional ocurre cuando estamos en un estado de agotamiento mental y físico. Esto afecta nuestras emociones, haciéndonos sentir agobiados, estresados y puede derivar en algo mucho más grave y crónico como la depresión.

El burnout, al producirnos estrés también puede afectar nuestro criterio y en muchas ocasiones puede ser el verdadero causante de la insatisfacción laboral.

10 tips de Superama para lidiar con el burnout

Amaranta, o @TheSuperAma, como es conocida en las redes sociales esta creativa, nos comparte sus consejos para superar o salir de este estado de burnout que puedes aplicar independientemente de tu profesión u oficio.

Reactiva tu creatividad

Re-direcciona esa creatividad a otra actividad divertida. Viendo dibujos animados que te den risa, dibuja letras en una servilleta o pinta mandalas. Por eso Superama nos regala un pequeño libro para colorear que puedes descargar aquí.

Busca un amigo

El truco aquí es llamar a esa persona que siempre te dice cosas bonitas y te sube el ánimo, o ese amigo creativo que te da las mejores ideas. También al comunicar cómo nos sentimos, descargamos esas emociones y terminamos pasando rato agradable con alguien que te da paz y hasta te puede hacer reír.

Divide la meta final en fragmentos

Las fechas de entrega por lo general producen ataques de ansiedad, sobre todo cuando se acercan y no tenemos el trabajo terminado. Antes de llegar a ese punto de estrés, piensa como puedes fragmentar esa gran meta en pequeños objetivos. De esta manera el problema es menos atemorizante y llegarás más rápido a estas mini metas y eso te mantendrá mucho más motivado.

Haz un kit de primeros auxilios aspiracionales

Somos nuestros peores críticos. Eso no ayuda al proceso creativo ni a nuestro autoestima. Por eso este kit lo vas a crear con imágenes de los mensajes bonitos que te han enviado por WhatsApp, email o mensajes directos, proyectos hermosos que haz hecho, logros y metas cumplidas. Enfócate en todo lo positivo que le ofreces a este mundo y en todo lo que aún te falta por dar.

Produce menos y consume menos

Toma un buen descanso de horas o tal vez días. Estas pausas te ayudan a reagrupar tus pensamientos y enfocarte en lo más importante que es tu salud mental. Lo ideal es que también consumas menos redes sociales en este período y hagas algo distinto a lo que siempre haces.

Cambia de lugar

Muchas veces la rutina nos aburre y nos succiona la creatividad. Amaranta nos comenta que ha descubierto con el tiempo que cambiar de paisaje, espacio y escenario ayuda muchísimo para salir de ese hueco. Haz la prueba y trata de salir a un café o a un parque al aire libre. Recuerda tener a la mano algo para que escribas esas nuevas ideas que te van a surgir desde otro lugar.

Deja de decir ¡no puedo!

Los comentarios negativos no sirven para nada, y cuando estamos bajo estrés o tenemos una fecha de entrega tenemos debemos resolver haciendo las preguntas adecuadas. En vez de decir «No puedo hacer esto», pregúntate, «¿Cómo puedo hacer esto mejor?» o «¿Cómo lo haría tal persona?». Esto nos pone en un  mejor lugar mental para abordar el problema y avanzar.

Pregúntale a tu audiencia

Muestra tu vulnerabilidad a través de la redes sociales haciendo encuestas. Esta es, en la actualidad, una de las mejores maneras de recibir respuestas positivas, además inmediatas que con seguridad te van a sorprender.

Considera cambiar de trabajo

Aquí el autoconocimiento juega un papel muy importante, ya que requiere que realmente mires hacia dentro y te des cuenta de si ese trabajo en el que estás es lo que quieres realmente hacer y te produce felicidad. en muchas ocasiones la razón por la cual las ideas no fluyen y sentimos un constante burnout, es porque lo que ese trabajo no nos apasiona. Quizás también puede ser un cliente que nos chupa toda esa energía, y con quien nos va a convenir más cortar la relación laboral. Sincerarse con uno mismo es un gran reto, pero es sano y necesario.

Celebra tus logros

Para superar el síndrome de desgaste profesional es importante celebrar las pequeñas victoria apenas las logres. Date un pequeño premio como ir al cine con una amiga, tomarte un trago p conocer ese restaurante al que siempre has querido ir. Aquí la clave es sentirte bien con lo que hagas, y darte una merecida palmadita en la espalda que te motivará a seguir creciendo y avanzando.

Photo by Christian Erfurt on Unsplash

Artículos recomendados