Antídotos contra la mediocridad

Claves para aprender y crecer por MaVi Gangi / En este episodio te explico los antídotos que aplico para mantenerme alejada de la mediocridad.

¿Por qué hacer algo a medias cuando podemos hacerlo completo y además agregarle nuestro toque de pasión?

La mediocridad tiene la propiedad de contagiar todos los aspectos de nuestra vida y hacernos vivir a medias cuando deberíamos vivir plenamente.

Una consecuencia del usar estos antídotos contra la mediocridad es el ser feliz… no es el camino fácil, pero es el que trae más satisfacciones.

Lo malo de la mediocridad no solo es que nos coloca varios escalones por debajo de lo que realmente podemos llegar a ser, sino que también cuando somos mediocres nos estamos auto rebajando, nos lo hacemos a nosotros mismos.

Cuando por ejemplo sacrificamos la calidad del trabajo que hacemos, las relaciones que tenemos, los momentos que vivimos. En fin que además, y tengo que decirlo… cuando se es mediocre en algo y excelente en otra cosa, el resultado de esa suma que resume lo que somos… es a favor de la mediocridad. Porque somos seres integrales, tenemos una sola vida, la coherencia de vida se trata por ejemplo de ser buena persona cuando estás solo o acompañado, cuando estás trabajando o cuando estás de vacaciones… ¡Siempre!

Si bien no deberíamos aspirar a ser perfectos, el ser la mejor versión de nostros mismos y esforzarnos por dar siempre más es algo que debemos hacer por sentirnos bien nosotros mismos dentro de nuestra piel… Y para que eso nos haga sentir satisfechos debe estar alineado con nuestro propósito de vida.

El llamado que quiero hacerte es a que saquemos la mediocridad de todos los aspectos de nuestras vidas.

Pienso que solo así ese veneno que nos auto imponemos al hacer las cosas a medias y al entregarnos a medias a la vida, la mediocridad, no nos va a invadir. Y ya sabes qué pasa con las cosas negativas de la vida cuando les damos poder, nos contagian por completo y no nos dejan a menos que tomemos consciencia y decidamos hacer las cosas de una manera diferente.

¿Se requiere ser una persona virtuosa para sacar la mediocridad? Sí, y de eso se trata de trabajar las virtudes humanas, aceptando que somos humano y aceptando nuestro potencial y mejorando cada vez más, recordando que somos de naturaleza imperfecta y que el esfuerzo que hacemos por dar lo mejor de nosotros mismos es una gran virtud humana.

Claves contra la mediocridad

Fijarse metas, siempre digo que tener un norte es lo principal. Esto es básico en todos los aspectos de la vida y no se trata de ser cuadrado o redondo, se trata de saber lo que se quiere y no deberíamos querer cosas malas o mediocres para nosotros mismos, ¿verdad?

Darnos el valor que merecemos y que merece nuestro trabajo. Porque solo tu sabes lo que a ti te costó adquirir esa experticia que tienes, solo tu sabes el amor con el que haces las cosas, y si das todo con pasión eso tiene un valor… Ah que el café que hiciste no te quedó bien, pero lo hiciste con amor y como tu sabías hacerlo y para la próxima pues reconoce que no saber y aprende a hacerlo.

Reconoce y darle valor a lo que tú no sabes. Buscas ayuda en los temas que no dominamos. Se requiere tener humildad, para aceptar esto y aquí es donde te digo que los esfuerzos en conjunto son más poderosos cuando sabes cuáles son los que tu no dominas.

Si te piden el 100%, entrega 150%. Porque ese 50% más es para demostrarte a ti mismo de lo que eres capaz, de tu compromiso y de lo que vales. En el trabajo el 100 es lo que te piden en la empresa, al entregar un poco más demuestras lo que te importa, el amor y la pasión que te produce el ejercer tu profesión. Automáticamente destacas porque vas más allá de entregarte como debe ser a tus tareas. No se trata de trabajar horas extra, se trata de que las horas que te piden sean realmente efectivas. Que vayas más allá de las labores sino también que demuestres tus habilidades humanas siendo un team member que además apoya y celebra a su equipo, también una persona íntegra, responsable, respetuosa, que desea superarse y aprender cada vez más.

Si tú te sientes bien con lo que haces y si lo haces dando lo mejor de ti, no vas a ser mediocre en ningún aspecto de tu vida y lo mejor es que vas a ser feliz.

@MaviGangi

Porque también para no ser mediocre es importante preferir la calidad antes de la cantidad. Y para ser honesto con eso hace falta tener claros nuestros limites. Yo sé hacer un buen arroz blanco, pero el arroz con pollo no me queda bien, entonces evito hacerlo busco maneras diferentes de hacerlo y qué descubrí que el problema no era yo sino que para que el arroz con pollo quede bien el grano que debo usar debe ser diferente y ¿cómo lo supe? porque lo investigué y pregunté, me equivoqué al principio claro, pero lo puede superar y la primera vez que me salió bien lo celebré porque por pequeño que parezca fue un logro, sobre todo porque me encanta el arroz con pollo.

Déjate ayudar, no es posible que uno siempre tenga la razón en todo. Si alguien que sabe más que tú te tiende una mano, aceptarla. Me pasó con una amiga que estaba iniciando su emprendimiento que quise ayudar y ella, no sé si fue por temor a lo que yo pudiera pedirle a cambio, cosa que nunca le dije que haría, en fin que hasta el boceto de un logo y una muestra de mejora del branding con ideas concretas le hicimos en nuestra agencia digital Gangi Studio y ella simplemente no quiso la ayuda y nunca aceptó los consejos que le di para las redes sociales ni las oportunidades que le ofrecimos en ese momento. Y pues allí se quedó… A mi cuando me entusiasma una idea y si es algo cool que está haciendo alguien y veo claramente como puede ser mejor trato de apoyar y de ofrecer ayuda. Sí a veces significa trabajar gratis pero, en ese momento, yo no pienso en lo que esa persona me va a dar a cambio o si me va a contratar para hacer el trabajo, yo veo el macro del asunto, porque al final haciendo eso estoy colaborando con algo bonito que tiene mucho potencial y así esa persona ni me lo agradezca o no siga mis consejos, en mi queda esa satisfacción de que hice lo que pude, lo que me salió del corazón.

Rodéate de amigos que te digan su opinión sincera y que te sepan guiar con su experiencia. Siempre que puedo lo digo, los mejores amigos son los que te dicen prudentemente cuando tienes perejil entre los dientes, los amigos mediocres son los que te dejan hablando y luego se burlan de ti, sobre todo por algo de lo que uno no es voluntariamente responsable.

Improvisar no siempre es beneficioso. Quien improvisa con éxito lleva consigo mucha experiencia, muchos errores cometidos, y además ha aprendido de ellos. Puedes caer en la mediocridad si no aprendes de tus errores y peor aún si improvisas en temas que realmente no dominas o en los que tienes poca experiencia.

Ya para finalizar el último antídoto contra la mediocridad que te voy a compartir hoy es que tomes riesgos, comienza por pequeños, luego cuando vas adquiriendo experiencia tomas otros más grandes. Y así vas desarrollando también ese instinto de quien busca siempre la excelencia y toma decisiones inteligentes, porque al final de eso se trata el éxito y de aprender de los errores y de buscar ayuda o dejarse ayudar. Pero para eso hace falta que uno sepa bien que es lo que hace que nuestra alma vibre de alegría.

Me encantó compartir estos pensamientos y experiencias contigo… Yo he aprendido que el amor es honesto y a veces la verdad duele, pero cuando la verdad nos la decimos a nosotros mismos eso neutraliza el efecto negativo que pueden tener las palabra o las percepciones de los demás. ¿Te ha pasado? Si sientes que necesitas hablar con alguien sobre este tema en @MaViGangi estoy a la orden, no soy terapeuta, solo soy una amiga que no va a mirar el número de seguidores, ni te va a juzgar por lo que piensas, porque al igual que tú lucho por mantenerme lo más alejada posible de la mediocridad.

Photo by Slava on Unsplash

Mavi Gangi

Estratega digital y podcaster. Soy directora de contenidos en Gangi Studio, agencia de marketing digital para emprendedores. Colaboro como corresponsal de Culturizando en Miami con entrevistas, reseñas de películas y series en mi sección 'Qué Ver' y como Content Manager en @CapsulaCinefila y @CulturizandoMia. Amo el cine y las buenas series. Me apasiona mi familia, la sostenibilidad, el trabajo colaborativo y la educación creativa.

TWITTER  |  INSTAGRAM  |  LINKED IN

Artículos recomendados